Frase olvidada

El pesimismo en el arte puede convertirse fácilmente en frivolidad. Esta frase, que he encontrado entre la larga lista de notas, citas y apuntes de los libros que leo, pertenece con seguridad a algún inspirado. No he anotado al lado de ésta – como suelo hacerlo- el libro, la página y al autor de la sentencia. Lo importante de ella es que me ha venido a la mente, como un relámpago intempestivo, la escena actual de las artes mexicanas, con toda su fanfarronería, arrogancia y nimiedad.

Es por ello que hoy dedicaré mis palabras a un genuino artista y no a esas veletas que tanto vemos en museos y galerías. Se trata de Ricardo Plata, un excelso dibujante e ilustrador del cómic y tabloides mexicanos, a quien por cierto, a riesgo de malgastar su energía y talento, jamás lo veré clavándose en dilemas inútiles como su servidor. Su trabajo puede apreciarse con regularidad en la finísima revista Ooorale! o en cómic’s y revistas populacheras de mal gusto: Videorisa, Chambeadoras o Mad, por mencionar algunas. Por esto último, estoy convencido que sus trazos jamás colgaran de los muros de un museo o galería “de prestigio”, aunque su técnica, destreza y habilidad con el pincel sean muy superiores a los de cualquier ilustrador exhibidos en éstas.

indio_fernandez_by_ricplata3

 

Más aún, dicho artista de la tinta es culpable de carecer de lo que todo creador debe poseer si es que aspira a ganarse los aplausos: una pose. ¿Y cuál es la pose característica de la época? El pesimismo ilustrado que la mayoría de mis amigos y colegas en algún momento hemos adoptado como bandera, el cual como piensa el escritor que he olvidado, está siempre a un paso de la fatalidad de transformarse en mera frivolidad. Al igual que Robert Crumb, ese otro imperdonable del mundo del cómic underground, el Señor Plata ha intuido que la mejor forma de crear es el exilio y la automarginación, alejarse de la liviandad de poses y posturas que a muchos convierte en estúpidos, incluso si antes fueron lúcidos e iluminados.

 
 

 

nightmare__by_ricplata1

Es probable, que a falta de talento y siendo un ferviente admirador de la filosofía de Schopenhauer, me sea imposible abandonar mi radical pesimismo ilustrado y mi execrable vicio por citar constantemente las obras de otros. Lo siento, pero no todos somos capaces de crear con nuestras propias manos lo que el Señor Plata hace con las suyas. Dejo aquí su último trabajo y un par de links donde pueden apreciar sus trazos.